HEARTBEAT FESTIVAL 2016

Reggaeambulante en Wanatos




Por segundo año consecutivo la Concha Acústica del Parque Metropolitano de Agua Azul se lleno de sonidos influenciados por la música caribeña, el reggae y el ska retumbaron en la Ciudad de las tortas Ahogadas.

La primera edición dejo un excelente recuerdo entre los asistentes y muchas ganas de asistir para los que se quedaron en sus ciudades de origen, para este año la producción ha armado un cartel de primer nivel que extraoficialmente reunió a más público que en 2015.

Esta celebración de paz se ha llevado sin ningún contratiempo severo. En punto de las dos de La tarde del sábado comenzaba a sonar la reggae music. Jezz I, selectora de Jalisco y el buen amigo Anawak Lab, han sido los compas que abrieron el magno evento con una selección de tracks que incluye parte de su producción personal.

El escenario estaba listo para recibir la primer banda del día, no así los asistentes que de a poco fueron llenando el foro de la Av. Independencia; habrá sido el fuerte calor que mantenía a los asistentes que se contaban con la mirada bajo la sombra de los grandes árboles que se ubican en este recinto, que por locales nos cuentan, ha estado en semi abandono.

Viento Roots es una banda de Monterrey que combina el reggae roots y otras músicas del mundo, su música los llevó a tocar el año pasado en el Rototom, uno de los festivales de Reggae más importantes del mundo.

Bajo el recio sol de occidente se comenzó a congregar el público que casi colmo este recinto acústico; tocó el turno de una banda longeva, La Yaga hizo recordar a muchos tapatíos aquellos años de resistencia sonora en que sonaban sus éxitos, una de las bandas que fue cimentando la cultura del reggae en esta bella ciudad del país.

Ya entrada la tarde toco el turno de los Monte Bong, este año con un set lleno de ska , que al igual que en la primer edición, se encargaron de ir reuniendo a la gente frente al escenario; la concha acústica ya iba tomando forma de un festival. Para ese momento ya se contaban cientos de personas refrescándose y acomodándose para lo que venía por el resto de la tarde y noche.

Cuando los de Nonpalidece saltaron a l escenario parecía otro festival, parecería que la gente hubiese salido de entre las gradas de la concha, era un desbordante ambiente con globos de colores volando entre los asistentes que corearon todas las canciones de esta banda suramericana, que ha aterrizado en varios festivales masivos de la Ciudad Jalisciense. Con temas de reggae lover es como la energía de los asistentes iba creciendo. Un set lleno de aplausos, coros y energía elevada que daba paso a una de las más esperadas bandas de la tarde.

Mientras el sol de Guadalajara se iba ocultando, desde el escenario brillaban las notas de two tone acompañada de sincopes jazzeros, la New York Ska Jazz Ensemble, ejecutaba sus mejores temas que recorren su discografía; gran versión de Take Five, que duró más de diez minutos y track con el que cerraron su presentación. El festival ya estaba a la mitad de camino. La concha acústica a tres cuartas partes de su ocupación, era hora de alimentarse para aguantar la recta final del Heartbeat.

Tocaba el turno del maestro Neil Perch, dub pioneer de Reino Unido quien a pesar de ser uno de los mejores exponentes del género, su set fue el menos brillante, pues se encontró con muchas dificultades técnicas, y cierta negligencia de los organizadores, ya que mientras él estaba tocando, se preparaba la actuación de Don Carlos. Creo que la trayectoria de Zion Train merece más respeto que dividir su set en dos partes, tratarlo como dj entre bandas, no corresponde a la trayectoria de un grupo que incluso ha estado nominado a un grammy. Como extrañamos al conductor de la locomotora, Dub Dadda, el chaman Mc que conduce la ceremonia y los sonidos espirituales de la sección de metales.

Era turno de recibir a la leyenda Don Carlos acompañado por la Dub Visión Band de Jamaica, quienes mostraron un sólido acompañamiento para los clásicos temas de Don Carlos, para esa hora del día la euforia estaba desbordada, sin embargo a otros ya les comenzaba a pesar las largas horas bajo el astro sol. Un set lleno de clásicos fue lo que presento esta estrella de los años setenta, quien por primera vez se presentó en Guadalajara.

Los Dub Iration, crew de selectores con sede en Wanatos eran los encargados de mantener las vibras positivas y elevadas mientras se preparaba la segunda parte del show de Zion Train, una selección de vinil que ha incluido su producción Green Herb, dub sirens, echoes y reverberancias hacían vibrar a la banda presente.

Mucho mejor la segunda parte de Zion Train quien se acompaño en la voz por Jazzmin Tutum, quien participa en varios tracks a lado de Perch, el dùo nunca llegó a conectarse, poca calidad al momento de ejecutar su melódica y por momentos parecía abandonar a su suerte al productor y maestro de las sirenas. Gran cierre con un live mix de War inna Babylon, Jazzmine trajo consigo un discurso de amor y paz. Perch, eres el puto amo del Delay.

Pasando las once de la noche comenzó el turno de la banda más esperada y headliner de este festival, DUB INC y su Rude Boy Tour llegaban a México por primera vez, esta banda de origen francés y de influencia árabe, levanto desde la primer nota una euforia entre sus más fieles seguidores y extraños que se unieron en saltos y baile.

Oeoooooooo Tout ce qu'ils veulent¡¡¡¡¡¡¡ esta por estallar el ánimo de los que habíamos esperado todo el día para bailar al estilo de Dub Incorporation, estábamos presenciando el sonido con más energía del día, una combinación de voces y personalidades, una fusión musical.

Una música llena de espiritualidad y resistencia que conectó rápidamente con el público que a pesar de la diferencia de lenguas coreó la mayor parte de sus éxitos: Dos A Dos, My freestyle, Rude boy, Better Run entro otras rolas de su repertorio sonaron con alta calidad, lo mejor del festival, una grata experiencia musical encontrarse con una banda que imprime toda su buena vibra en el escenario y la trasmite al público.

Gracias Heartbeat Festival por ofrecernos un espacio lleno de música sin fronteras, convivencia de paz acompañado de una buena producción, esperamos que este esfuerzo siga creciendo con el tiempo. El Heartbeat festival es apoyado por una de la Universidades con más prestigio en el país, la U. de G. hizo un llamado a la cultura de paz a través del reggae.

Esperamos que para 2017 el Heartbeat Festival , mantenga la calidad que hasta ahora ha mostrado y supere aquellas dificultades con las que se ha encontrado y así nos permita encontrarnos con un cartel de ensueño, para convivir con nuestros hermanos, amigos y camaradas.

México Necesita Paz
México Necesita Reggae

Acá un albúm fotográfico desde nuestra mirada